La posibilidad de tener mellizos o gemelos está en los genes y en las hormonas.


 Los gemelos o mellizos aún siguen siendo un enigma para la ciencia. Por esta razón un grupo de investigadores trabaja arduamente en revelar este misterio.

Los gemelos pueden catalogarse como individuos monocigóticos, es decir, un óvulo fecundado por un espermatozoide que genera un cigoto, que luego se divide por bipartición o durante las divisiones mitóticas que siguen al proceso del desarrollo, generando dos individuos, conocidos como gemelos idénticos. Otro caso es denominado gemelos dicigóticos, en donde ocurre la fecundación de dos óvulos distintos por dos espermatozoides distintos, generando dos individuos conocidos comúnmente como mellizos, que pueden ser de género diferente o igual.


Los investigadores han conocido que las mujeres que presentan familias con más casos de mellizos, tienen mayor probabilidad de tener gemelos. Los investigadores están empezando a entender ¿por qué? Después de analizar los datos de 2000 madres de mellizos, científicos de 8 países han encontrado dos genes que incrementan la posibilidad de tener gemelos. El primero, afecta los niveles hormonales y el otro puede alterar la respuesta de los ovarios frente a las mismas hormonas. El segundo gen encontrado también puede tener algunas implicaciones para que algunas mujeres respondan mejor que otras a la fertilización in vitro.

A diferencia de los gemelos idénticos que son genéticamente iguales, los mellizos están estrechamente relacionados en términos de su ADN, muy diferente a los hermanos regulares, producto de diferentes embarazos, que comparten ADN pero no en la misma proporción, siempre menor. Los científicos a menudo han comparado los gemelos idénticos y los mellizos para conocer e identificar como ocurre la variación de los rasgos, y entender si estas variaciones son debido al ambiente o por el contrario a la genética. En 1987, un joven genetista de la Vrije Universiteit en Amsterdam llamado Dorret Boomsma inició un registro de gemelos Holandeses, ahora este registro contiene cerca de 75.000 datos de gemelos, trillizos y otros niños producto de embarazos múltiples. Todos los  padres que participaron en el estudio tenían la misma pregunta: ¿Por qué tuvieron gemelos? La gente quiere saber, necesita entender, afirma el investigador Boomsma.

Investigadores como Boomsma tienen algunas ideas especialmente en por qué los nacimientos de mellizos tienen una tasa de crecimiento que va en aumento en países de Occidente, por ejemplo, en Estados unidos se ha visto un aumento del 76% desde 1980 hasta 2011. La respuesta puede estar en la fertilización in vitro, que ha tenido una gran demanda, en donde hay más probabilidad de engendrar gemelos. Las mujeres de mayor edad, quienes han tenidos muchos niños en embarazos anteriores, resultan más propensas para liberar no un solo óvulo sino dos, o tres, incrementando así las posibilidades de embarazos múltiples o mellizos.

Para encontrar definitivamente la respuesta a el misterio, un nuevo equipo liderado por el genetista molecular Hamdi Mbarek de Vrije Universieit, ha combinado datos de al menos 2000 madres de mellizos de Holanda, Australia y Minnesota, con el fin de comparar datos de mujeres que han tenidos gemelos y mujeres que no han tenido gemelos. Estos investigadores han buscado en las bases individuales de ADN reconocidas como Polimorfismos de nucleótidos únicos (SNPs por sus siglas en inglés) que pueden variar de una persona a otra. Los SNP son variaciones en la secuencia del ADN que afectan una sola base nitrogenada, adenina, timina, citosina o guanina; estas variaciones deben darse en al menos 1% de la población para que pueda ser considerada como tal.

Los SNPs (Polimorfismos de nucleótidos únicos) constituyen hasta el 90% de todas las variaciones genómicas humanas y aparecen cada 1.300 bases en promedio a lo largo de todo el genoma humano.
Cuando los investigadores determinaron algunos SNPs potenciales, contrastaron la información en una base de datos independientes de Islandia, para determinar la validez de los SNPs, encontrando de esta manera que sólo dos SNP eran los más efectivos para el estudio. Las madres que presentaron una copia de cada SNP aumentaron la probabilidad de tener mellizos en un 29%.


El primer SNP encontrado está muy cerca de ser llamado gen FSHB, el cual se involucra en la producción de la hormona folículo estimulante (FSH). Los niveles de FSH controlan la madurez de los óvulos en los ovarios, si los niveles son muy altos durante periodos prolongados, los ovarios pueden liberar múltiples óvulos, el primero paso en una serie de eventos que podrían llevar a un embarazo múltiple. Por lo tanto no sería sorpresa que el gen FSH esté asociado con los embarazos de gemelos.

El segundo SNP resultó ser toda una sorpresa. Este fue llamado SMAD3. Al alterar la forma de las moléculas de señalización, SMAD3 cambia la forma en que los ovarios responden a la hormona folículo estimulante (FSH), por lo menos se ha podido observar este efecto en ratones. Aunque aún es un misterio por resolver, Mbarek afirma que el SMAD3 podría ser un candidato para entender por qué algunas mujeres responden mejor a la fertilización in vitro que otras. “Esa es un área de la biología que estaría próxima a descubrirse”, afirma Anna Muyrray, una genetista de University of Exeter del Reino Unido, quien está involucrada en el estudio. Además agrega que es una vía interesante por explorar, pero subraya que el estudio es sólo un primer paso.


Dentro de los planes del grupo de investigación se encuentra estudiar si las mujeres que presentan una variación de SMAD3 son más propensas a quedar embarazadas utilizado la fecundación in vitro. Este estudio es la primera prueba fuerte que demuestra que los genes están involucrados con tener mellizos, y que la producción de algunas hormonas es un factor determinante de los embarazos múltiples.

Fuente. Science Magazine.